Consejos para una vejez saludable

1. Vive el activo
El ejercicio regular es una de las claves más importantes para el bienestar físico y mental. Una vida activa lo ayudará a mantenerse en forma lo suficiente como para mantener su libertad en el camino que desee y realizar sus propias actividades. El ejercicio regular puede prevenir la aparición de afecciones crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes, depresión y artritis, etc.
Consejos: la clave es mantenerse activo, así que haga algo que disfrute. Si no eres el tipo de persona que regularmente practica deportes regularmente, puedes caminar o andar en bicicleta todos los días. Intenta hacer deporte como tu actividad de rutina. ¡Piense en lo que es mejor para usted, consulte a su médico a menudo y siga adelante!

2. Comer alimentos saludables
La mayoría de los adultos consumen más del doble de la ingesta diaria de sodio que la recomendada, lo que puede provocar hipertensión y enfermedades cardiovasculares. La mayor parte de este alto consumo de sodio proviene de alimentos y alimentos envasados.
Consejos: Coma alimentos ricos en nutrientes como frutas, verduras y alimentos integrales. Evite los alimentos dulces, salados y los alimentos envasados ​​o procesados. Recuerde que cada persona tiene necesidades dietéticas diferentes, siga los consejos de su médico sobre las restricciones dietéticas.

3. Mantener tu cerebro
Uno de cada ocho adultos mayores (edad> 65 años) en los Estados Unidos y algunos otros países padecen la enfermedad de Alzheimer, mientras que un deterioro cognitivo es una parte normal del envejecimiento. Los estudios han demostrado que los estilos de vida que estimulan la estimulación cognitiva a través del aprendizaje activo frenarán el declive cognitivo.
Consejo: Nunca dejes de aprender y desafía tu mente. Tome clases de baile, aprenda un nuevo idioma, asista a una conferencia en una universidad local, aprenda a tocar un instrumento musical o lea un libro para que los musulmanes intenten memorizar el Corán.

4. Construir relaciones sociales
Casi el 30% de los padres que viven solos y viven solos sienten la soledad de los pesados. Los cambios en la vida, como la jubilación, los problemas de salud o la pérdida del cónyuge, pueden llevar al aislamiento social.
Consejos: Siempre manténgase en contacto con su familia y amigos, especialmente después de experimentar cambios significativos en su vida. Programe un horario regular para reunirse con amigos y familiares a la hora del té, comer juntos una vez a la semana o realizar otras actividades juntos. Invita a otros amigos que puedan sentirse solos o aislados.

5. suficiente sueño
Los seres humanos pueden ser más resistentes sin comida que sin dormir. Los padres necesitan dormir tanto como otros adultos, de siete a nueve horas por noche. La falta de sueño puede provocar depresión, irritabilidad, mayor riesgo de caídas y problemas de memoria.
Consejos: Crea un horario regular para dormir. Mantenga su habitación oscura y libre de ruidos cuando duerma, evite mirar televisión o jugar a internet mientras está en la cama. Manténgase alejado de tomar café por la noche.

6. Reducir el estrés
A medida que envejecemos, habrá cambios en nuestro estado de estrés y también lo hará nuestra capacidad para hacer frente al estrés. El estrés a largo plazo puede dañar las células cerebrales y causar depresión. El estrés también puede causar pérdida de memoria, fatiga y disminución de la capacidad para luchar y recuperarse de una infección. De hecho, se estima que más del 90% de las enfermedades son causadas o complicadas por el estrés.
Consejos: No podemos evitar completamente las situaciones estresantes, pero podemos aprender buenas técnicas para enfrentar el estrés. Cuídese cuando esté estresado, duerma lo suficiente, haga ejercicio y coma alimentos nutritivos. Habla con personas de confianza o que puedan aconsejarte sobre tu estrés, e intenta hacer algunas técnicas de relajación, como la respiración circular, el yoga o la meditación, y si eres musulmán te despiertas a un tercio de la noche rezando tahajud. Recuerde mantener siempre las cosas en perspectiva, trate de aceptar y comportarse de una manera que no pueda controlar.

7. Probar la prevención
Se pueden prevenir muchos accidentes, enfermedades y problemas de salud comunes de la salud geriátrica, como enfermedades, enfermedades crónicas, depresión y debilidad.
Consejos: Para prevenir enfermedades, lávese las manos después de terminar el baño y antes de las comidas. Para evitar caídas, mantenga objetos en su casa que puedan hacer que tropiece o resbale, use ayudas como asa o soporte, use calzado apropiado, tome vitamina D y calcio.

8. Mantener la salud
Gran parte de nuestra salud no está controlada por el sistema de atención de salud, sino por nuestras propias acciones, nuestro entorno, factores sociales. Además, no confíe completamente en un médico, ya que es posible que un médico no sea 100% perfecto. Los errores médicos son posibles. Cuantos más pacientes desempeñen un papel en el mantenimiento y cuidado de su propia salud, más estarán satisfechos con la atención que reciben.
Consejos: Piense en maneras de mantener su salud cambiando su estilo de vida. Comuníquese con su médico si tiene inquietudes sobre su salud. Muéstrame una lista de tus medicamentos recetados y sin receta actuales, incluidos los suplementos a base de hierbas.

9. Crea una comunidad / asociación
Crea o únete a una comunidad / asociación en actividades sociales o recitación.
Consejos: únase a una comunidad / asociación que lo haga feliz, cómodo y no estresante.

10. Guardar información importante
Mantenga información o instrucciones sobre cómo manejar su emergencia médica, así como números de teléfono importantes cuando haya problemas de salud.